Ciudad de Mexicali abre un albergue para migrantes sin electricidad y con temperaturas de 120 °F

Un albergue de migrantes en Mexicali volverá a abrir sus puertas, a pesar de que no tiene electricidad y las temperaturas en su interior sobrepasan los 120 grados Fahrenheit. Al no disponer de recursos económicos y mantener una deuda de 700,000 pesos mexicanos, les fue retirado el servicio eléctrico.

El edificio de dos plantas está diseñado para un total de 750 personas, pero después del corte de luz solo se habilitó un salón con capacidad para 80 visitantes.

Debido a la llegada masiva de migrantes, muchos albergues no cuentan con la logística necesaria para cubrir todas las necesidades de las personas que buscan refugio en ellos.

Después de regresar a Mexicali para esperar por su entrevista de asilo, los migrantes son distribuidos en 11 centros de acogida, que mayoritariamente son auxiliados con donativos de la sociedad civil, empresas y grupos humanitarios.