Cien mil casas cubanas esperan reparación a causa de huracán Irma

Un hombre trata de salvar sus pertenencias en Isabela de Sagua, tras el paso del huracán Irma

Luego de cuatro meses del paso del huracán Irma por el norte de Cuba, el cual causó diez muertes y pérdidas por un valor de 13 mil millones de pesos, las necesidades del sector de la vivienda son las más críticas, especialmente en las provincias de las costas del centro, donde miles de casas aun requieren reparaciones.

La energía eléctrica fue rápidamente restablecida luego del arrollador paso de Irma, la mayoría de los daños por inundaciones en La Habana fueron limpiados en un breve plazo de semanas, y las instalaciones turísticas abrieron en tiempo para la temporada alta; pero en la isla permanecen las cicatrices del huracán.

“Cuba se está recuperando, en algunos casos de forma rápida; pero en otros la recuperación está congelada”, así dijo Daniel Fernández, jefe ejecutivo de CubaOne Foundation, organización que llevó a un grupo de 40 jóvenes cubano-americanos en una misión de ayuda a la isla el pasado octubre.

“Una completa falta de materiales de construcción para el hogar significaba que las personas que perdieron sus hogares no podían esperar que los materiales, como los techos, estuvieran disponibles antes de mayo de 2018, ocho meses después de la tormenta”, comentó.

Reconstrucción en Isabela de Sagua, Villa Clara

De igual modo expresó que “muchas personas prefirieron dejar las zonas afectadas cerca de la costa y mudarse tierra adentro con familiares, antes de dedicarse a reconstruir, dejando vacías las pequeñas comunidades”.

El diario Granma, perteneciente al Partido Comunista de Cuba, publicó en fechas recientes una serie de reportajes sobre los esfuerzos recuperativos en el país luego de cien días de ocurridos los sucesos del huracán. Si bien doce de las quince provincias cubanas se vieron afectadas, este periódico solo hizo énfasis en La Habana, Villa Clara, Ciego de Ávila, Matanzas, Sancti Spiritus y Camagüey.

Según Granma, de las 156 mil 304 casas que sufrieron daños que van desde techos faltantes y parcialmente desaparecidos hasta colapsos totales o parciales en esas seis provincias, más de 111 mil 000 quedan por reconstruir.

Está claro que la limpieza de La Habana y la puesta a punto de restaurantes, hoteles y otras atracciones turísticas fue una prioridad para el gobierno, el cual se aseguró que no solo las instalaciones estuvieran listas, sino también las carreteras, puentes y aeropuertos para acceder a ellas.

Los 18 hoteles de Jardines del Rey, uno de los sitios más golpeados por Irma, están abiertos, así como la marina y el delfinario de Cayo Guillermo. Sobre este tema, un turista canadiense posteó en el sitio TripAdvisor una reseña sobre su visita al Pullman Cayo Coco, en la que dijo que “los edificios estaban reconstruidos y no hay signos de una tormenta”.