Bandera que ondeó en Cuba en 1902 llega a Miami

Bandera que ondeó en Cuba en 1902 llega a Miami

Un 21 de mayo, en medio de un acto oficial del entonces recién instituido primer Gobierno cubano, ‘el general Máximo Gómez entregó la bandera, en este mismo cofre, al gran maestro masón José Fernández Pellón, como reconocimiento del extraordinario aporte de la masonería a la independencia de Cuba’, narró Eduardo Leal Noda, historiador y depositario de objetos históricos de la masonería cubana,

En entrevista exclusiva con DIARIO LAS AMÉRICAS, Leal aseguró que, más tarde, en el año 1936, “Pellón encargó la custodia de la bandera a mi bisabuelo, Enrique Elizaga Peláez, maestro masón y soberano gran comendador del grado 33”.

La bandera, según refiere el citado medio, fue confeccionada para la ocasión en tela de algodón de hilo fino y “mide aproximadamente dos metros y medio de largo y permanece guardada en el mismo cofre de madera, junto a una copia de la Constitución de 1902 y una réplica del escudo de La Habana”.

“Mi bisabuelo protegió la bandera hasta que falleció y mi madre la guardó hasta que me la entregó para cuidarla, y desde entonces la he tenido muy protegida en casa, allá en Santiago de las Vegas”, rememora en la conversación Leal Noda.

“Leal Noda llegó a Miami, hace apenas unos días, acompañado de su esposa Gladys, y aseguró que logró viajar con la preciada reliquia histórica, y muchas más que conmueven con solo mirarlas, “sin que los agentes del aeropuerto de La Habana se dieran cuenta”, aseguró el medio.