Anciano cubano no puede entrar a apreciar Bar en la Habana porque no tenía dinero para consumir

“Yo no quiero que me visiten y me digan que ese empleado es nuevo, solo aspiro a que otro cubano de a pie no pase por ese agravio”, afirmó el anciano en una carta enviada al periódico de la isla Juventud Rebelde.

Miguel Bu, un anciano de 80 años, quiso entrar al histórico Sloppy Joe´s Bar, ubicado en la calle Zulueta, y un trabajador del local le dijo que solo se permitía el paso a clientes. El anciano solo sintió deseos de apreciar el interior del que fue uno de los bares más famosos del mundo en la década del cincuenta.

Sin oponer resistencia se marchó sin entender muy bien por qué le negaban la entrada al local; añadió que el dependiente que lo bloqueó en la puerta había argumentado que “podían regañarlo” si lo dejaba pasar.

El Sloppy Joe´s volvió a funcionar en el 2013, después de que un incendio en la década del sesenta provocara el cierre del establecimiento por más de cuarenta años, pero al parecer no todos van a poder sentarse en su barra original de caoba y de una sola pieza, que pese al incidente sufrido, aún conserva.