Agreden físicamente a periodista independiente en Matanzas

Agreden físicamente a periodista independiente en Matanzas
Agreden físicamente a periodista independiente en Matanzas

“A mí no me agredieron para robarme. No me despojaron de mi dinero ni de mi bicicleta ni de ninguna de mis pertenencias… Repito que los únicos que no me dejan vivir en paz y me amenazan constantemente es la Policía Política cubana, a ellos son los que hay que investigar como presuntos agresores”, dijo el periodista.

Segun reporto ICLEP: Una herida encima de la ceja del ojo izquierdo e inflamación y derrame en el mismo ojo fue el resultado de la agresión física que recibió el periodista y director ejecutivo del ICLEP, Alberto Corzo, el pasado viernes en horas de la noche en el tramo comprendido entre el batey La Coquera y el poblado San Pedro de Mayabón (consejo popular del municipio Los Arabos, en la provincia de Matanzas) cuando regresaba a su vivienda después de verificar trabajos del medio de comunicación comunitario Cocodrilo Callejero.

Acorde a Corzo no tiene enemigos y señala que las únicas personas que no lo dejan vivir en paz y lo amenazan constantemente son los oficiales de la Policía Política.

“Solo sentí un fuerte impacto de algo contundente e inmediatamente caí desmayado al suelo. Cuando volví en sí sangraba por la herida de encima del ojo, no había nadie y tampoco me habían robado nada”, relata el periodista.

El periodista fue trasladado al Hospital Mario Muñoz, donde fue atendido por un especialista. Posteriormente se dirigió junto a su esposa, la también periodista Marhta Liset, a la unidad 004 de la Policía Nacional Revolucionaria del municipio Colón donde radicó la denuncia 342-18 por la agresión sufrida.

“No creo nada de lo que me dijo el investigador Teniente Carlos. A mí no me agredieron para robarme. No me despojaron de mi dinero ni de mi bicicleta ni de ninguna de mis pertenencias. Tampoco la agresión que sufrí se puede relacionar con un acto de venganza ya que gozo de respeto y buena reputación social. Repito que los únicos que no me dejan vivir en paz y me amenazan constantemente es la Policía Política cubana, a ellos son los que hay que investigar como presuntos agresores”, enfatizó el periodista.